Las Posiciones de Carolyn Torres

Aumentar Las Tasas De Alfabetización​

Uno de mis talentos como profesora es la pedagogía de alfabetización.  Enseñar el septimo grado significa que tengo estudiantes que son excelentes lectores y escritores, así como estudiantes que están luchando.  Leer y escribir no se basa sólo en las habilidades académicas, es emocional. Los estudiantes que tienen dificultades en la lectura al nivel elemental desarrollan una respuesta emocional negativa que les sigue a lo largo de su vida.  Esto puede convertirse en una barrera para el aprovechamiento. Tenemos muchos estudiantes que están aprendiendo a leer al mismo tiempo que están aprendiendo inglés.

Quiero asegurarme de que cualquier apoyo que ofrezcamos para mejorar su nivel de Inglés, ponga valores en su lengua materna.  Para aumentar las tasas de alfabetización, continuaré impulsando doble inmersión, las oportunidades para el desarrollo y la colaboración profesional de los docentes, los servicios para los estudiantes y el aumento del acceso de los padres a los recursos.

Asegurar el Control Local y La responsabilidad Fiscal​

SAUSD tiene un presupuesto mayor que la Ciudad de Santa Ana. Tenemos más de 48,000 estudiantes, 57 escuelas y 4,600 empleados.Tenemos muchas necesidades que equilibrar. Estoy comprometida a asegurar que el dinero se asigne en el mejor interés de los estudiantes, padres, maestros y la comunidad.

Esto incluye asegurarse de que las escuelas dentro de nuestro Distrito sean responsables ante el distrito. La Junta escolar actual ha dado pasos importantes para que las escuelas chárter rindan cuentas. Continuaré manteniendo nuestras escuelas públicas fiscalmente transparentes y responsables ante el distrito Escolar unificado de Santa Ana.

Apoyar a las Clases Más Pequeñas​

Como maestra, del septino grado, conozco directamente el impacto de las clases grandes. Entiendo la diferencia que sienten los estudiantes cuando hay menos estudiantes en las clase y más recursos en cuestiones de: la planificación de las lecciones, los suministros, la calificación, y el estrés en los maestros y asistentes de enseñanza. Cuando los estudiantes se sienten conectados con su profesor, trabajan mejor y completan sus obligaciones en la escuela. Sin embargo, con un tamaño de clase grande, es difícil para los maestros establecer una relación individual con cada estudiante y aún más difícil encontrar tiempo para comunicarse con estudiantes con cualquier tipo de dificultades.

Es difícil que los maestros califiquen las tareas con la suficiente rapidez para dar a los estudiantes la información importante que necesitan para mejorar. Es difícil tener suficientes materiales de clase para actividades más interactivas que fortalezcan el aprendizaje de los estudiantes. Es difícil contactar a los padres y programar las reuniones. Es difícil, no sólo por el número de estudiantes, sino por la energía mental y emocional necesaria para dar a cientos de estudiantes lo mejor de ti.

Los tamaños más pequeños de las clases permiten a los profesores planificar más proyectos de colaboración y aprendizaje. Los tamaños de clase más pequeños permiten una mayor atención personalizada a las necesidades académicas, conductuales y socioemocionales de los estudiantes. Los tamaños de clase más pequeños permiten más tiempo para colaborar con consejeros, psicólogos, administración, entrenadores, bibliotecarios,computación, y padres. El presupuesto del distrito escolar siempre es un problema, pero estoy comprometida a priorizar el tamaño de las clases.

Abogar por la Salud Mental y la Seguridad en la Escuela:​

La seguridad es física y emocional. Los padres deben saber que sus hijos serán atendidos en la escuela y que hay una comunicación clara sobre sus hijos. Los estudiantes con necesidades especiales deben recibir los recursos y el apoyo adecuados para sentirse seguros. Los estudiantes de LTGBQI necesitan ser afirmados y apoyados para sentirse seguros.

En mi clase, centro el aprendizaje socio-emocional, la reflexión personal y trabajo activamente para desestigmatizar la terapia.  Este tema es profundamente personal para mí, ya que mi familia lucha con la ansiedad, la depresión y la adicción a las drogas. De hecho, no crecí con los padres debido a estas luchas. 

Estas experiencias me ayudan a empatizar con los estudiantes porque fui testigo, de primera mano, de lo que la falta de servicios puede hacer a los adultos y a los niños. Trabajando en escuelas, he tenido que reportar ideación suicida y cambiar mis prácticas de enseñanza para apoyar a los estudiantes que tienen ansiedad durante la clase.  Aunque, el distrito está haciendo mucho, podemos hacer mucho más. 

Estoy comprometida a desarrollar mejores estructuras que permitan a los profesores, rojas, padres y agencias responder a los estudiantes y comunicarse entre sí.

Valorar Los Programas Vocacionales:

Creo que todos las formas de aprendizaje y carreras tienen valor. Necesitamos que los estudiantes tengan opciones, ya sea en la Universidad o aprendiendo un oficio.  Nuestros estudiantes deben tener vías de formación profesional que les permitan tener una carrera bien remunerada en los campos profesionales. La mano de obra calificada es esencial para nuestra comunidad y los estudiantes deben tener oportunidades de aprender estas habilidades.